40% DTO. VITAMIN D3 1000 ui (Cad. 12/2020)

Todavía en existencias

16,69 €
10,01
Se ahorra 40 %
El precio incluye el IVA


VITAMIN D3 1 000 UI

La vitamina D3, o colecalciferol, es una de las dos variantes principales de la vitamina D, una vitamina liposoluble. En los suplementos nutritivos, existe en las formas D2 (ergocalciferol) y D3. En el hígado, ambas formas se convierten en 25-hidroxi-vitamina D o 25(OH)D.

La implicación de la vitamina D en la salud de los huesos se conoce desde hace tiempo. Uno de los principales papeles biológicos es el de mantener las concentraciones sanguíneas apropiadas de calcio y fósforo. Al favorecer la absorción de calcio, ayuda a formar y a mantener unos huesos sólidos.
Desde hace una década, las investigaciones muestran que la vitamina D podría tener otra gran cantidad de efectos beneficiosos si se administra en dosis adecuadas.

Los estudios científicos sugieren que la utilización de la vitamina D podría disminuir el riesgo de 17 tipos diferentes de cáncer, incluidos el de colon, mama, próstata, ovarios, esófago, riñones y vejiga. También podría mejorar los resultados de los tratamientos en pacientes ya diagnosticados de cáncer.

El Dr. Cedric Garland, especialista en la prevención del cáncer en el Moores Cancer Center de la universidad de California en San Diego, estima que cada año podrían prevenirse 250.000 casos de cáncer de color y 350.000 de cáncer de mama en el mundo si se aumentara el consumo de vitamina D3. Los estudios indican que el efecto protector de la vitamina D comienza cuando se alcanzan concentraciones séricas de 25(OH)D que van de 24 a 32 ng/ml. Según dichos estudios, se podría obtener una reducción importante del riesgo de padecer cáncer con la administración diaria de 2000 UI de vitamina D3.

Un estudio sugiere que la vitamina D podría ayudar a evitar o a ralentizar la recurrencia o la progresión del cáncer de próstata en pacientes ya tratados contra esta enfermedad.

La vitamina D podría mejorar la tasa de supervivencia de pacientes afectados por cáncer de pulmón.

La vitamina D3 ejerce un efecto inmunomodulador. Un artículo científico sugiere la hipótesis de que las infecciones estacionales, como la gripe, podrían deberse a una disminución de las concentraciones de vitamina D durante el período invernal y no a un aumento de la actividad vírica.

Los bajos niveles de 25(OH)D se asocian a una mayor prevalencia de hipertensión, diabetes, obesidad y a unas concentraciones séricas elevadas de triglicéridos.

En los pacientes que padecen una insuficiencia cardiaca congestiva, la toma diaria de 2000 UI de vitamina D asociadas a 500 mg de calcio, disminuyó el nivel de citocinas proinflamatorias, responsables en parte de su estado.
En las personas ancianas, un suplemento de vitamina D disminuyó la predisposición a la diabetes, al ralentizar la pérdida de sensibilidad a la insulina.
En los ancianos, un suplemento de vitamina D3 redujo de forma importante el riesgo de caídas.

La vitamina D3 es por lo general, bien tolerada en los adultos, en dosis diarias de hasta 2000 UI Diversas investigaciones indican que podrían incluso ser utiliza sin riesgos hasta 10.000 UI diarias, mientras que las autoridades sanitarias han fijado la dosis de seguridad en 1000 UI/d. Los científicos sin embargo, están convencidos de que las necesidades de un adulto con buena salud están cerca de 1000 UI al día.

Examine también estas categorías: Vitaminas, Recuperadores Musculares, Página de inicio